Yuri

Hoy en el mundo científico, existen muchos acuerdos sobre la realización de investigaciones en común y sobre el intercambio de mandos calificados. Soy muy feliz de haber podido participar a trabajo bilateral realizado por Francia y Rusia.

Para mí, todo empezó a finales del año 2005, cuando me propusieron de hacerme cargo de un proyecto científico que se desarrolla en el marco de un acuerdo entre la Escuela Nacional Superior de las Técnicas Industriales y de Minas de Alès (Francia) (EMA) y el Instituto Nacional Superior Tecnológico – Universidad Técnica de San Petersburgo (Rusia) (INST-UT). En esa época, no conocía sino algunas palabras en francés, pero mi practica del inglés me ayudó mucho.

Por la primera vez realice una pasantía en Francia, a principios del año 2007 con el apoyo de la región francesa Languedoc-Roussillon. Durante los tres meses de trabajo en la EMA obtuve datos experimentales, que no solo me ayudaron a escribir mi tesis de Máster sino también que resultaron útiles para mis colegas en Francia. Es por eso que me propusieron de seguir con mi investigación, relativas a la formación de oxido de titanio (TiO2) en diferentes soportes. Los resultados de este trabajo pueden ser utilizados en el campo de la fotocatálisis.

De regreso a Rusia, he seguido estudiando el francés en el Instituto Francés (San Petersburgo). Además participe en los eventos organizados por CampusFrance tales como los encuentros de estudiantes franceses y rusos, las ferias presentando las universidades francesas, los encuentros dedicados a las ciencias etc. Eso me ayudó no solo a ampliar mi horizonte intelectual sino también a preparar los documentos necesarios para solicitar una beca del Gobierno francés, gracias a la cual realice mi segunda pasantía.

Los siguientes factores influyeron en mi elección de la EMA y de Francia en general :
– El personal calificado y la presencia de la infraestructura para mi trabajo científico en la EMA.
– La buena acogida de los extranjeros, un sistema de padrinazgo bien organizado por la Asociación de los Internacionales de la EMA.
– La diversidad de las actividades de tiempo libre.
– La posibilidad de viajar y de conocer la cultura francesa.

Actualmente, después de haber realizado esta pasantía, sigo trabajando en mi tesis en el INST-UT y participo a los eventos organizados por CampusFrance (un encuentro con los BGF, una feria sobre la educación superior). En el futuro espero sustentar mi tesis no solo en Rusia sino también en Francia y seguir con un trabajo científico bilateral.

Espero que mi ejemplo ayude a los estudiantes a creer en sus capacidades, a obtener una buena formación y a contribuir al desarrollo de las relaciones bilaterales entre Francia y Rusia.

Yury